Morena Artiga (izquierda), tiene más de 30 años trabajando en el mercado / Fotografía: Erick González

Realizar una visita al mercado Ex cuartel debe ser obligatorio si ha viajado a El Salvador, es el lugar ideal para llevarse un “pedacito” de este bello país, donde podrá encontrar diversidad de artesanías de los diferentes municipios y el calzado de cuero tradicional.

La pandemia de COVID19, sin duda ha afectado el sector turismo en todo el mundo y especialmente a los pequeños comerciantes quienes viven “el día a día”, y el mercado Ex Cuartel no fue la excepción, ya que debió cerrar sus puertas desde el 21 de marzo y las abrió nuevamente hasta el 24 de julio, situación que no benefició a los comerciantes locales.

“Cuando yo vine el 10 de agosto se acababa de abrir el mercado y casi no había vendedores se tenía quizás un 50% de los puestos abiertos, pero hoy para octubre ya se pude ver un 75% u 80% de puestos abiertos, la afluencia de personas si ha sido muy baja por el tipo de producto que se comercializa aquí en el mercado se depende bastante de turistas, de salvadoreños en el exterior quienes son los que más consumen artesanías y se llevan recuerdos”, comentó, Juan José Urbina, administrador del mercado Ex-Cuartel.

Son 513 puestos en el mercado, de esos 50 pertenecen al área de cocina, y los demás son de artesanías o calzado, sin embargo, pese a toda la gran variedad que ofrecen el flujo de visitantes se ha reducido en más de un 50%.

Morena Artiga tiene más de 30 años trabajando en el mercado y asegura que la situación es tan crítica debido a la pandemia “a veces al final del día hasta termino arrepentida de haber venido porque gasté un dinero que no tengo, pero sé que al final así es como nos toca, porque tenemos que salir adelante”.

Morena tiene más de quince años siendo dueña de “Souvenir El Milagro”, que con el nacimiento de su nieto pasó a ser “Souvenir Douglitas”, “lo único que cambiamos fue nombre, yo tengo 30 años de trabajar acá, 15 estuve trabajando para alguien más y 15 siendo la dueña de mi propia tienda de artesanías”.

Ella recuerde que hace un año eran cientos de turistas lo que los visitaban, ahora ocupa la mayor parte del día arreglando de diferentes formas su negocio para que los pocos que visitan el mercado se animen a comprar “nosotros vivimos del cliente, porque hacer clientes nuevos es difícil”, lamenta.

Es por eso que anima a todos los turistas a visitar El Salvador y acudir al mercado y llevarse un bonito recuerdo como “tequileros, tacitas de barro del diseñador Fernando Llort, hay variedad de diseños salvadoreños, hay llaveros en forma del mapa de El Salvador, nacimientos, detalles en madera que vienen desde La Palma, servilleteros, azucareras, botellas para portar licor con el licor incluido y estos los dejan pasar en el aeropuerto porque es de exportación, tenemos toda la variedad de artesanías de Ilobasco, juegos de sol y luna, variedad de imágenes, cruces, relojes, camisas, toallas, hamacas, y todas con diseños que identifican la cultura salvadoreña”.

Asimismo, el administrador asegura que están listos para recibir a todos los visitantes aplicando las medidas de bioseguridad, “el uso de mascarilla es obligatorio, es obligación que cada puesto tenga alcohol gel, tomamos la temperatura para ingresar y estamos sanitizando cada hora las instalaciones”.

Además, agregó que por el momento esta prohibida la entrada a menores de 18 años, por ser uno de los grupos más vulnerables y por el lado de la seguridad aseguró que el mercado cuenta con vigilancia privada y agentes del CAM, “es uno de los mercados más seguros en los que me ha tocado estar, así que las personas no deben preocuparse por eso”.

 “Les hacemos la atenta invitación para que puedan acercarse al mercado Ex-Cuartel, aquí los esperamos con la mejor disposición para ofrecerle todos los productos, a las personas que se encuentran en el extranjero, a los salvadoreños cuando vengan que no se les olvide visitar el mercado para que pueden llevarse un bonito recuerdo y compartir de esta forma nuestra cultura con sus familiares y amigos en el extranjero, aquí en el mercado estamos en la disposición de atenderlos y darles toda la seguridad para que puedan comprar en el mercado”, reiteró.

Silvia Verónica Palacios tiene 26 años trabajando en el mercado Ex Cuartel y asegura que nunca había estado “tan mal la situación de ventas como ahora”.

Es por eso que hace un llamado a todos los que puedan apoyar con la compra de artesanías, ya que como recuerda sus familias dependen de sus ventas y es el único medio que tienen para salir adelante.

Además, para finalizar Urbina aseguró que se trabaja en mejoras dentro del mercado, “se va a cambiar el techo del mercado, se van a reforzar los portones, se va arreglar la iluminación, se va a pintar toda la fachada del mercado, se van arreglar las gradas, los pasamanos para darle más vistosidad al mercado y a traer más usuarios”.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here