Imagen de Free-Photos en Pixabay

El presidente francés, Emmanuel Macron, dijo que el profesor decapitado cerca de París fue víctima de un “atentado terrorista islamista”.

Macron, que habló brevemente desde el lugar donde un hombre decapitó al profesor antes de ser abatido por la policía, dijo que “la nación entera” estaba lista para defender a los maestros.

“No pasarán, el oscurantismo y la violencia que le acompañan no ganarán”, añadió Macron, que tomó la palabra tras reunirse con profesores del colegio Bois d’Aulne, en Conflans-Sainte-Honorine, una ciudad de 35 mil habitantes a 50 kilómetros de París, donde enseñaba el maestro.

La víctima había mostrado en clase caricaturas del profeta Mahoma y terminó decapitado a unos metros del colegio, tres semanas después de un ataque en París frente a las antiguas oficinas del semanario Charlie Hebdo, que publicó caricaturas de Mahoma y fue blanco de los yihadistas en 2015.

Deja un comentario