A 17 días de las elecciones presidenciales en Estados Unidos más de 22 millones de ciudadanos a lo largo de 40 estados y el Distrito de Columbia han emitido su voto por correo o presencial de manera anticipada, informó la plataforma Election Project (USEP).

La pandemia de la COVID-19 llevó este año a que una proporción mucho mayor de votantes recurriera a estas opciones, que ya se ha abierto en las mencionadas jurisdicciones.

En los 15 estados donde las boletas devueltas por correo identifican el partido, los datos de USEP muestran que 56 por ciento de los sufragios provinieron de votantes registrados como demócratas, 24 por ciento de votantes registrados como republicanos y el 20 por ciento restante no tiene afiliación partidista.

“Muchos votan por correo, mientras que los simpatizantes de Trump lo escuchan denigrando el voto postal. En consecuencia, no me sorprendería si el voto anticipado en persona resulta inusitadamente fuerte para el presidente”, comentó al respecto Michael McDonald, profesor de la Universidad de Florida y director de USEP.

De acuerdo con USEP, los estados con mayor concurrencia de votantes anticipados hasta hoy son Texas con 2,44 millones, California con 2,38 millones, y Florida con 2,27 millones.

Según los datos de USEP, los votos anticipados que ya se recibieron en Vermont equivalen al 38,8 por ciento de los votos emitidos hace cuatro años, y en Nueva Jersey el voto anticipado de este año y hasta hoy equivale al 32,7% de los sufragios en 2016.

De acuerdo con este proyecto, este año habrá casi 240 millones de personas habilitadas para votar, pero no todas ellas están registradas para hacerlo, y muchas no participan en las votaciones.

Deja un comentario