Redacción: Naomi Villalobos.

La Fundación Educando a un Salvadoreño (FESA) es una Institución líder en la formación integral de jóvenes para que mejoren su calidad de vida a través del deporte y la educación, hablamos con Fabricio Melgar Rubio quien es el Gerente de Alianzas Estratégicas de la Fundación para que nos contara más sobre toda la labor que realizan en pro de la juventud salvadoreña.

INICIOS

“El próximo año estamos cumpliendo 20 años como FESA, este es un proyecto que nació gracias a la idea de nuestro presidente Jorge Bahaia y la junta directiva quienes son aficionados al béisbol”.

Melgar, nos contó que el proyectó inició cuando descubren el talento de jóvenes beisbolistas en el oriente del país, los cuales deciden traer a San Salvador, les dieron donde vivir y se les otorgó una beca en el Colegio Don Bosco, de esa forma llevaba el estudio y los entrenos de la mano, con el fin de convertirlos en atletas de alto rendimiento.

“Y de esa forma lograr ver si firmaban en un equipo de grandes ligas de EUA, empezaron con dos o tres atletas, hasta que el primero que se llama Wilmer Villatoro logró firmar con un equipo de las grandes ligas que fue los Padres de San Diego y ahí fue donde vieron el alcancé que podía llegar a tener el proyecto”.

Fue en 2001 que se formalizó como tal FESA y se creó un proyecto con beisbolistas, pero con el tiempo se dieron cuenta que El Salvador “no cuenta con una cultura beisbolista, sino que somos más futboleros y fue que se creó en el 2005 el “Programa de futbolista y beisbolista integral”.

Para el programa se realizó un reclutamiento masivo a nivel nacional de los mejores talentos de futbol y béisbol del país, se seleccionó a cierta cantidad de jóvenes y los internaron en las instalaciones de Academia Nacional de Seguridad Pública, donde se encontraba en ese momento el colegio “por la mañanas asistían a sus clases , aparte tenían psicología deportiva, nutricionista, dentista, tenían todos los servicios que podrían necesitar y por la tarde tenían sus entrenamientos, estaban de lunes a viernes con esa dinámica, los sábados tenían sus competencias y los domingos se les daba libre para que fueran a sus casas a convivir con sus familias”.

El programa se implementó y se obtuvieron excelentes resultados como “El Salvador nunca había clasificado a un mundial juvenil y por primera vez en el 2013, la selección de El Salvador sub 20 clasificó a Turquía 2013 y de los 20 jugadores que conformaban la selección nacional, 16 habían sido parte de ese proyecto de FESA, eran parte de los logros que se habían dado de esa generación de jugadores formados en el internado”.

Erasmo Ramírez, firmó con un equipo de grandes ligas, actualmente se encuentra con los Mets de New York

Además, otro de los logros que se obtuvo con el programa fue el éxito que tuvo Erasmo Ramírez, quien firmó con un equipo de grandes ligas “en ese momento fueron los Marineros de Seattle, luego ha pasado por Tampa Bay Rays y ahora esta con los Mets de New York”, cuenta Melgar.

Para Fabricio el objetivo es claro “educar y formar a líderes para las nuevas generaciones, buscamos que los niños que vengan acá se vean en esos espejos y se motiven a querer ser mejor y por ende a hacer de El Salvador un país mejor” afirma.

MODELO FESA

Es de esa manera y con ese objetivo que en 2013 deciden hacer algo más grande “fue ahí donde intentamos ver que podíamos hacer para poder dar un poco de cobertura a esa gran solicitud de niños y atletas que deseaban entrar y tener otro tipo de oportunidades, todo el equipo desarrolló la idea de crear un colegio especializado en atletas de alta competencia”.

Es de esa forma que deciden potenciar la formación deportiva de los jóvenes en  las distintas ramas que este ofrece y ser un apoyo para las federaciones deportivas de El Salvador, “fue así como nació el primer Colegio Especializado en Atletas de Alto Rendimiento, donde actualmente tenemos 230 alumnos que son de 28 federaciones deportivas diferentes”.

La forma de ingresar a dicho colegio es por talento deportivo, Melgar nos explica que son las federaciones quienes recomiendan a sus mejores atletas, entre las edades de 12 a 17 años, ya que son los grados con los que cuentan de séptimo hasta bachillerato y FESA les otorga una beca académica que se encuentra sujeta a su rendimiento en las aulas y con su federación.

“Nosotros los formamos y en el colegio tenemos todas las facilidades para que ellos pueden continuar con su formación deportiva y no tengan ningún problema, por ejemplo, las aulas están equipadas con cámaras para que cuando ellos se van a competencias o campamentos por un mes, tres semanas o periodos relativamente largos, que en un colegio tradicional es un poco difícil obtener esos permisos, nosotros lo que hacemos es que a través de esas cámaras y una plataforma que tenemos ellos reciben sus clases a distancia”.

De esa forma, si los atletas se encuentran en otro país y están disponibles a la hora de sus clases deben conectarse, pero si no logran hacerlo debido a la competencia, tienen la opción de encontrar todo el material en la nube, ya que “tiene la obligación de seguir con su formación normal”.

Además, dentro de su currícula cuentan con programas de psicología deportiva, fortaleza mental, nutrición deportiva, inteligencia deportiva; programas de formación como manejo de finanzas, manejo de redes sociales, como hablar en público, como llevar un proyecto de vida “para que los atletas se tracen metas y con base a ellos vayan armando un plan de acción, entonces tratamos de potenciar todas las áreas en las que creemos que pueden hacer a los atletas integrales y que puedan llegar a tener mejores resultados”.

Asimismo, a partir del 2013 se comenzó a implementar el modelo FESA, una pirámide de formación que está compuesta por cuatro fases, en la base se encuentra el Programa de Apoyo a la Educación Física nacional (PEF)

Antes de implementar dicho programa FESA realizó una investigación a nivel nacional, expuso que la mayor cantidad de la niñez salvadoreña se encuentra en los centros escolares públicos y que estos son los que tienen menos condiciones para realizar una clase de educación física, que es la base de cualquier deporte.

“A veces nos quejamos que no tenemos deportistas o que “no sale nada bueno”, que son comentarios que como población nos hacemos, pero en realidad solo vemos la punta del Iceberg y no vemos todo lo que hay detrás, toda la base”, expresó Melgar.

El estudio reveló que, en El Salvador, de aproximadamente de 5,800 colegios escolares públicos, solo el 10% tiene acceso a una infraestructura adecuada para desarrollar una clase de educación física o a un profesor de educación física.

“La mayoría solo tienen un espacio bien pequeño no tienen el espacio para una clase de educación física y la clase se vuelve un recreo más, entonces no hay ningún fundamento donde los niños puedan aprender ejercicios de coordinación, de motricidad o que no puedan tener las bases de diferentes deportes”.

Con esos resultado es que deciden implementar  el PEF, “comenzamos a evaluar cuales eran los centros escolares que se encontraban cerca de nuestros complejos deportivos, los mapeamos y comenzamos a buscar empresas para que nos ayudaran a financiar este programa, el cual consistía en darle transporte a los niños, desde sus centros escolares hasta nuestros centros deportivos, proveerlos de un profesor de educación física, material deportivo, desarrollar la clase, aparte para completar la educación se les daba una charla de paz, cultura y valores, les dábamos un refrigerio y los íbamos a dejar nuevamente a su centro escolar”.

Dicho programa fue un éxito que ayuda a cambiar la vida de muchos niños, “comenzamos a ver resultados grandes, porque una de las reglas para poder ir a las clases de educación física es que deben tener asistencia al 100% los demás días, con lo que se logró reducir el ausentismo de los niños, porque para ellos que pasan unas realidades muy diferentes, se vuele una oportunidad de salir, de hacer algo diferente, de hacer deporte, algo que los puede ayudar a crecer y buscar otro tipo de oportunidades”.

Y precisamente con las nuevas oportunidades, es donde entra la segunda fase de dicho modelo, el Programa de Búsqueda de Talentos, donde interviene las federaciones deportivas “las invitamos para que lleguen y les comiencen a dar inducción en los diferentes tipos de deportes a los niños, y son los mismos entrenadores al estar enseñando los que identifican quien puede tener alguna habilidad que permita reclutar a ese niño para luego darle una formación de alto rendimiento”.

Luego de formas a los niños por una cantidad de tiempo que varía, entra en juego la tercera fase, la formación en el Colegio Especializado en Atletas de Alto Rendimiento, “la federación les da una recomendación y nosotros les damos una beca para que puedan seguir con su proceso formativo”.

De esa forma, se llega a la fase final del modelo, “nuestro objetivo es o conseguirles una beca académico deportiva aquí en El Salvador o preferentemente en el extranjero, en Estados Unidos donde es mayormente donde colocamos a los jóvenes o en algunos de los deportes conseguirles un contrato profesional para que ellos ya puedan desarrollar su vida y hacer carrera, es de esa forma que cerramos el ciclo de formación” explica.

Sin embargo, hay atletas que buscan otras oportunidades y en las cuales FESA también los apoya “nosotros los orientamos, pero es su decisión, aproximadamente por promoción se van a estudiar al extranjero 5 o 4 atletas que consiguen becas académico deportivas, de ahí los demás atletas se colocan en un club nacional o internacional con un contrato profesional y hay otro número de atletas que ellos deciden seguir estudiando en la universidad y luego incorporarse a un sector laboral”.

Un dato interesante, es que el Colegio lleva un calendario bilingüe “porque les beneficia más a los atletas por el tema de las competiciones”, además, “varias clases se están haciendo bilingües para preparar mejor a los atletas y que puedan optar más fácilmente a una beca deportiva en otro país” explica.

Hasta el momento llevan 15 promociones, “en un inicio por promoción como solo éramos futbolistas y beisbolistas, eran promociones como de 20 a 25 niños, ahora son promociones de 50 atletas cada año”.

Algo que destaca Melgar es “en el colegio conviven con atletas con atletas, porque todos los que están son atletas de diferentes federaciones, usted entra a un aula y ve a un atleta campeón de karate, de ahí a una niña de nado sincronizado, otra campeona de tenis de mesa, de futbol, ajedrez, béisbol, basquetbol, entonces están todos los mejores atletas que son prospectos para que se conviertan en las estrellas del futuro”.

Sin embargo, al ser una institución donde el mayor porcentaje de alumnos esta becado, la admisión se hace en función de “los prospectos que llegan y del financiamiento con que se cuenta, que es uno de sus mayores retos”.

FINANCIAMIENTO

FESA cuenta con tres grandes pilares de financiamiento, como nos contó Melgar, el primero son los patrocinadores, “tenemos marcas que creen en el proyecto y a cambio lo que le ofrecemos es tener presencia de marca en todas las actividades, como un convenio de patrocinio y responsabilidad social empresarial”.

Además, el segundo pilar son las donaciones, “empresas que creen en el proyecto, y nosotros al ser fundación también podemos darles un recibo de donación, ya que estamos registrados aquí y en EUA, así que también allá podemos dar ese recibo” explica.

FESA cuenta con donantes tanto nacionales como en Estados Unidos, además, de personas que donan sin recibir nada a cambio, “simplemente porque creen en lo que se está haciendo, porque desean ayudar a la niñez y juventud salvadoreña”.

Adicional cuentan con el programa FESA Angel, “en el cual buscamos darle un rostro a la donación, es decir, nosotros tenemos a los atletas y las personas se pueden convertir en el padrino y ayudarle en la formación académica, en este compartimos un poco la inversión que se hace por atleta pero aproximadamente con 100 al mes están ayudando a la formación y se convierte en el FESA Angel de un atleta en específico”.

Como tercer pilar cuentan con los emprendimientos sociales, “aprovechamos los recursos con los que contamos para poder generar ingresos que nos sirvan para financiar este programa de becas, ya que contamos con todos los técnicos y la infraestructura de las canchas, aprovechamos ese talento humano y material”.

De esa forma, los técnicos entrenan por las mañanas en el Colegio, y por las tardes imparten clases en una academia de futbol privada que cuenta desde la categoría U7 que son niños de aproximadamente 5 o 6 años hasta la categoría U19 que son niños de 17-18 años, “ellos por una cantidad mensual reciben sus clases de futbol y se incluyen en los programas de showcase para que tengan la oportunidad de optar por becas en el extranjero”.

“Hemos tenido alrededor de 20 atletas que han logrado obtener becas en EUA, es un logro muy importante que aparte de estar teniendo sano esparcimiento, realicen clases y formación deportiva a través de la Academia”, agrega.

Aparte, por las noches alquilan las canchas a la población general que desea jugar, realizan torneos y otras actividades para generar ingresos que ayuden con los programas que cuentan.

PANDEMIA DE COVID19

Ante la situación de la actual pandemia de COVID19, muchos de los ingresos se vieron detenidos, pero lograron superar las adversidades que se les presentaron “se paralizó la actividad en complejo deportivo, pero los entrenos se realizaron desde casa, nos acoplamos para impartir las clases vía zoom y con el colegio ya contábamos con la tecnología para poder impartir las clases a distancia, así que lograron adaptarse sin ningún problema y aprovechando esa tecnología también se crearon las cuentas para que los niños de las academias pudieran recibir sus clases online”.

Además, durante la pandemia desarrollaron un juego de FIFA que se llamó la Copa FESA E Sport, que se convirtió en un éxito total donde tuvieron más de 800 participantes y se convirtió en el torneo de FIFA online más grande de Centroamérica.

Ahora, con el regreso a la nueva normalidad, “hemos vuelto a los entrenamientos de las academias, siempre manteniendo las medidas de bioseguridad, hemos establecidos protocolos y a un mes de haber regresado no hemos tenido ningún incidente, igual los alquileres siempre con protocolos y las medidas”, destaca.

FESA continúo trabajando durante la Emergencia Nacional que atravesó El Salvador “fue bastante difícil, se ha hecho un sacrifico y no hemos parado, se ha trabajado y nos ha fortalecido, hicimos una campaña de “Volveremos más fuertes”, para transmitir esa mentalidad ganadora y en la cual tratamos de inspirar con los atletas y sus historias, para saber que esta experiencia nos va hacer más fuerte y que vamos a ver la vida de una forma diferente”.

PROYECCCIONES

Hasta el momento, el programa de educación física es el único proyecto que se ha detenido porque en El Salvador, se tomó la decisión de terminar el año escolar a distancia,  así que obviamente no lo han retomado, pero Melgar asegura que ya se encuentran pensando cómo llevar el proyecto a los niños de forma online “es uno de los proyectos a futuro, sin embargo, hay una carencia en sentido que hay muchos niños que no tienen acceso a internet y estamos viendo cómo podemos hacer algo más integral para llevarles a ellos también acceso o buscar otra plataforma”.

También el tema del showcase se ha paralizado completamente, “pero estamos viendo cómo hacer para conversatorios y actividades en línea con los entrenadores de las universidades para que accedan a seguir fortaleciendo a los jóvenes”

Además, se encuentran planeando ponencias que ayuden a los atletas y las personas que se encuentren dentro del mundo deportivo “para seguir dando ese mensaje positivo y de seguir adelante y de fortalecer cada una de las acciones que desarrollan y todo lo que un atleta necesita”.

Para finalizar, Melgas hizo un llamado a sumarse para seguir apoyando a los jóvenes salvadoreños y darles un mejor futuro a través del deporte “si hay algún interesado en conocer más sobre el proyecto nos puede escribir y comunicarse en nuestras redes sociales como FESA El Salvador, tenemos Facebook, Instagram y Twitter, pueden escribirnos, para que nos puedan apoyar o que se puedan sumar, si tienen atletas o demás podemos ayudarlos a ver cómo podemos colocarlos en la universidad o una experiencia de un contrato profesional en algún club, estamos para servirles”.

Deja un comentario