Este día se llevo acabo el juicio contra José Adán Salazar, conocido como Chepe Diablo; el exalcalde de Metapán, Juan Umaña y tres de sus familiares; todos acusados por lavado de dinero.

Según información de la Fiscalía General de la República, seis exempleados de la sociedad Gumarsal, la cual se encuentra intervenida por el Consejo Nacional de Administración de Bienes (Conab), declararon que socios de la referida compañía les pidieron de que abrieran sociedades mercantiles a sus nombres, las cuales habrían servido para lavar dinero.

Los testimonios de los ex-empleados se dieron en la continuación del juicio en contra del ex-alcalde de Metapán, Juan Umaña Samayoa, José Adán Salazar Umaña, y miembros de su familia. Todos son acusados por la Fiscalía General de haber lavado más de $508 millones que se presume procedían del narcotráfico.

Por otra parte, los fiscales revelaron que Wilfredo Guerra, quien es prófugo de la justicia; y su padre, Juan Umaña, eran los que dirigían esas empresas, las cuales pasaron a formar parte de sociedades radicadas en Panamá.

Las empresas creadas con dinero de Gumarsal fueron Empaques Salvadoreños (Empasa), Distribuidora de Alimentos Básicos (Disali), Agroalimenticios (Proad); Logistic Service, Salvadoreña de Alimentos (Salim) y Empleo Seguros.

Además, el representante de una empresa arrocera testificó en el juicio que Gumarsal no pagaba el 40 por ciento del impuesto que tenía que haber cancelado por la importación del arroz de Estados Unidos.

Por último. Se espera que este día siga la vista pública con la declaración de ocho testigos en contra de la familia Salazar Umaña.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here