Foto: @SergeGnabry

El Bayern ridiculizó a un Barcelona con un contundente marcador de 8-2 y quedo eliminado en los cuartos de final de la Champions League.

En la primera parte el Bayern en el minuto 31 ya vencía por un contundente 1-4 (Müller por partida doble, Perisic y Gnabry) a causa de su implacable efectividad ante la portería rival, de una defensa blaugrana endeble y de las constantes pérdidas de los de Quique Setién en la salida del balón.

Aún así, el Barcelona gozó de varias ocasiones de gol para evitar que el resultado fuera tan definitivo en la media parte. Pero ni Suárez en un mano a mano ante el portero ni Messi después de una gran jugada individual consiguieron perforar la meta de Neuer, quien sí fue batido por su compañero Alaba al despejar de forma defectuosa un centro de Alba.

La esperanza regresó en el minuto 56, cuando un recorte de Suárez ante Boateng lo dejó solo dentro del área para fusilar a Neuer y recortar distancias. Pero el sentimiento duró poco.

En el 63, Alphonso Davies se inventó una jugada extraordinaria por la banda izquierda que dejó retratado a Semedo y cedió la pelota a Kimmich para que tan solo la tuviese que empujar para hacer el quinto.

En el 82, Lewandovski puso el sexto con un remate de cabeza y Coutinho, cedido por el Barcelona al Bayern, culminó la goleada con el séptimo y el octavo en el 86 y el 89, respectivamente.

La mayor goleada sufrida en la historia europea del FC Barcelona ante la apisonadora del Bayern de Múnich.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here