Foto: @SydneyMelton_

“Lo único que vengo a pedir es que se haga justicia para mi hija”, expresó a los medios la mexicana Gloria Guillén, quien se reunió con el presidente, Donald Trump.

La hija de Gloria, la soldado Vanessa Guillén, de 20 años, murió asesinada en la base militar Fort Hood, de Texas. Sus restos fueron hallados el pasado 30 de junio, cuando llevaba más de dos meses desaparecida.

El principal sospechoso del caso, un compañero del Ejército identificado como Aaron Robinson, quien se suicidó cuando la policía lo tenía cercado.

Gloria y su familia, acompañados por la abogada Natalie Khawam, presentaron una iniciativa llamada #IamVanessaGuillen, que permitiría que una agencia independiente investigue denuncias de agresiones sexuales en las Fuerzas Armadas.

Luego marcharon del Capitolio a la Casa Blanca, donde fueron recibidos por Trump, quien expresó su apoyo a la iniciativa, de acuerdo con la cadena “Fox News”.

Durante la reunión, la abogada contó detalles de la muerte de la soldado, que desapareció el 20 de abril, fue asesinada y desmembrada. Sus restos fueron localizados cerca del río León, en el condado Bella, unos 32 kilómetros al este de Fort Hood.

”A mí me golpeó muy duro cuando vi los informes”, dijo Trump a periodistas tras el encuentro privado que sostuvo con la familia Guillén. ”Vanessa era una persona espectacular. Ahora ha intervenido el Departamento de Justicia. No queremos que esto se oculte y se olvide”, añadió.

“Es una historia increíble. Es una historia terrible”, agregó el mandatario antes de comenzar una reunión con la madre de Vanessa en el Despacho Oval de la Casa Blanca.

“Así que vamos a investigarla con mucha fuerza. Ya hemos empezado, como saben, y llegaremos al fondo del asunto. Tal vez puedan surgir cosas que ayuden a otras personas en una situación como la de Vanessa”, dijo.

La familia de Guillén aseguró que la joven era acosada sexualmente en la base militar, pero no denunció porque tenía miedo de represalias.

“Su hija murió. Su hija murió mientras servía a su país a manos de gente que está en el Ejército”, explicó Khawam a Trump, con ayuda de un traductor. “Ella sólo quiere su ayuda para llegar a la verdad, recibir justicia”, refirió.

Por su parte, el Ejército anuncio la designación de un comité de cinco expertos independientes que investigarán si los mandos militares en Fort Hood y la comunidad en su entorno han permitido que se generalice un ambiente de acoso sexual y discriminación.

La única persona hasta ahora detenida en relación con este crimen es Cecily Ann Aguilar, de 22 años y ex pareja de Robinson. Los investigadores han indicado que Aguilar colaboró con Robinson desmembrando el cadáver con un machete o un hacha y enterrándolo en tres hoyos junto al río León.

Si es hallada culpable, Aguilar podría recibir una sentencia de hasta 20 años de prisión.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here