Por: Mayra Jeaneth García Murillo

Licenciada en Mercadotecnia e investigadora.


Fecha cíclica comercial, que año tras año, podremos mencionar que creyentes y no creyentes, abrigan algo muy especial, que invade nuestro ser, que fortalece nuestro espíritu y el alma. Pues, nos referimos a la navidad.

Y hoy más que nunca, se corre el riesgo de poder reducir esta fiesta a un mero hecho social, olvidando en sí, algo más interno y profundo, que son las raíces de una auténtica significación cristiana.

Ya que muchos “usan” la Navidad, no la “viven”, y mucho menos la “comprenden”. ¿Pero qué comprendemos nosotros de la NAVIDAD?

La Navidad es una festividad religiosa en que los cristianos conmemoran el nacimiento de Jesucristo. Se celebra el 25 de diciembre de cada año.

De hecho, la palabra Navidad, como tal, procede del latín Nativitas que significa “Nacimiento” este término, sin embargo, se utiliza no solo para referirse el nacimiento de Jesús, sino que también se extiende para designar el periodo posterior hasta el “Día de Reyes”.

Pero en su contexto, racional podremos decir que: La Navidad es “Amor”. Es un misterio de Amor, fraterno, de un Padre a su hijo, que lo envía para llenarnos de mucho más Amor.

La Navidad es una fiesta de esperanza; de Gozo y de Alegría, es una Fiesta de Adoración, de la Humanidad de Dios, es un Misterio de Amor, porque a través de su hijo, él nos permitió la vida, la esperanza de un mundo mejor, el gozo de saber que con buen padre estamos bajo la cobertura y protección de él y toda la humanidad.

La Navidad ha trascendido los límites de la religión y tiene como símbolo a Papá Noel (también conocido como San Nicolás y Santa Claus), un personaje inspirado en un obispo griego, que se encarga de llevar obsequios a los niños de todo el mundo a las 0 horas del 25 de diciembre. Así parece ser el tinte negativo de la Navidad actual en todo su contexto comercial en cualquier parte del mundo.

El Nacimiento de nuestro Señor Jesucristo, debe permitir, crear lazos de fraternidad, con lo que haces, piensas y como actúas, solo así el sentido de pertenencia y de amor, podrá tener realce con el verdadero significado de la Natividad, con el regalo más bello y precioso que un Padre concede a sus hijos, (VIDA ETERNA) es la forma y manera más significativa, del Amor para sus hijos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here